Falcón, una bella Sevilla para una serie mediocre

Falcon Sevilla

Canal + vuelve a apostar por la ficción propia. Tras la simpática ¿Qué fue de Jorge Sanz? y la sobresalienteCrematorio -para el que esto firma la mejor serie española de los últimos años-, la cadena privada nos trae una miniserie con formato más internacional. Basada en las novelas de Robert Wilson, la serie tiene como protagonista absoluto a Javier Falcón, un investigador que trabaja para la policía de Sevilla. Cuando comienza a indagar en un crimen reciente, Falcón se dará cuenta que el caso está estrechamente relacionado con aspectos de su pasado.

Falcón está rodada en inglés y cuenta con un reparto internacional. Además su formato de 45 minutos por episodio la hace más atractiva para la venta internacional. Con todas estas características podría parecer que Canal + estaba en el buen camino para repetir el éxito de sus anteriores propuestas de ficción propias. Nada más lejos de la realidad.

Obviando lo poco creíble que resulta el hecho de que estando ambientada en Sevilla todos y cada uno de los personajes saben hablar un perfecto inglés, incluidos los canis, lo cierto es que la ciudad hispalense luce realmente bella. Estamos ante una buena producción que sabe aprovechar la luz y los rincones más conocidos de Sevilla. Técnicamente no hay nada que reprochar.

Sin embargo, el resto de aspectos de Falcón dejan mucho que desear. Comenzando por el protagonista de la historia, un Javier Falcón que aparece descrito como un hombre solitario, sin apenas más matices. Además, el inexpresivo rostro de Marton Csokas (La deuda) tampoco ayuda a que el protagonista resulte todo lo interesante que debería ser. A cambio, el espectador solo puede sentir sensación de tedio y aburrimiento. No se llega a comprender la actitud tan atormentada del protagonista. El resto del reparto, destacando a una desaprovechada Hayley Atwell (Capitán América), poco puede hacer cuando su presencia en la pantalla es superficial y casi testimonial.

Falcon-Sevilla

Aunque el mayor responsable de que Falcón sea un producto fallido es su guión, que no consigue en ningún momento construir un caso que resulte atractivo y que además no sabe dosificar los giros que se producen en la investigación. De hecho, el guión parece más preocupado en hacer ver lo complicado que es el caso de lo que realmente es, provocando más confusión que interés.

De las dos partes en que se divide Falcón -los dos primeros episodios corresponden a El ciego de Sevilla y la segunda parte a Condenados al silencio– es la primera la que sale mejor parada. Un caso mejor contado y que, aunque no tiene la fuerza que se le debería exigir, no resulta tan disperso y monótono comoCondenados al silencio.

Al final lo que queda es un procedimental poco inspirado que podría haber dado mucho más de sí. Un producto poco original que no aporta nada nuevo a la corta y hasta ahora brillante trayectoria de Canal + en cuanto a series. Esperemos que la cadena lo siga intentando porque de momento, y a pesar de Falcón, su bagaje en el terreno de la ficción es de lo más estimulante.

Post publicado originalmente en: http://www.splusmagazine.com/tv/falcon-una-bella-sevilla-para-una-serie-mediocre/

Deja un comentario

Archivado bajo Clímax

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s