Garantía de calidad: series británicas

Downton-Abbey-Reparto

Al igual que ocurre con el cine, la industria televisiva en EEUU anula en muchas ocasiones la del resto del mundo, haciendo que otros mercados pasen desapercibidos. Los norteamericanos tienen más y mejores armas -dinero y marketing-, pero no por ello tienen mejores productos. Una de las industrias televisivas que consigue hacerle sombra es la británica. Históricamente, series de época como Yo, Claudio, Orgullo y Prejuicio o Arriba y Abajo dejaron constancia del saber hacer de los ingleses. Actualmente muchas de sus series gozan de éxito y son muy exportadas en todo el mundo y no solo siguen la estela de esos éxitos históricos –como puede ser Downton Abbey- sino que ofrecen variedad de géneros -Sherlock, Doctor Who, Misfits…-. Parece que el producto británico tiene un plus de calidad y buena imagen en el mundo televisivo. Pero, ¿Qué factores hacen que las series del Reino Unido sean garantía de calidad?

Cuestión de formato

Mientras que en nuestra televisión tenemos que “sufrir” episodios de 90 minutos y 13 capítulos por temporada aproximadamente, la televisión británica se caracteriza por series de menos de una hora de duración y con temporadas increíblemente cortas. Entre 6 u 8 episodios que pueden saber a poco, pero desde el punto de vista del espectador siempre será mejor dejar con ganas de más en lugar de dar señales de agotamiento. El formato corto ayuda a la creación de historias interesantes y además evita un mal en muchas series: dar sensación de tener tramas de relleno que se alargan innecesariamente. Mejor fabricar poco pero de calidad parece ser el leit motiv de la televisión británica.

Ser copiado es ser admirado

De sobras es conocido el gusto de los americanos por hacer remakes de todo aquello que les gusta -la manida frase “en Hollywood escasean las ideas” también tiene algo que ver-. Por eso, cuando descubren un producto bueno o que pueden explotar no dudan en lanzarse a por ello. Las series británicas han sido objeto de varios remakes en la televisión norteamericana. Algunos más acertados –como The Office o Shameless- y otros de dudosa calidad –Skins o Free Agents- pero que dejan patente que realmente es un mercado atractivo del que se pueden sacar productos de calidad.

 

hit-miss-chloe-sevigny

Atrevimiento sin miramientos

Si por algo se caracterizan los productos televisivos del Reino Unido es por su atrevimiento. Podemos encontrar productos más accesibles como Downton Abbey o Sherlock pero también podemos descubrir series muy arriesgadas o con puntos de partida de lo más rompedores. Una transexual, que ahora es mujer, recibe una carta de una antigua novia que acaba de morir y que le hace cargo de sus tres hijos. Tendrá que compaginar su nueva vida familiar con su trabajo: ser asesina a sueldo. Este es el argumento de Hit & Miss, una miniserie muy recomendable que cuesta imaginar en nuestra televisión, más acostumbrada a series “para todos los públicos”. Otro ejemplo podría ser Black Mirror, serie conceptual de 3 episodios completamente independientes y que solo tienen en común su temática: el poder de las redes sociales y cómo la tecnología puede llegar a influir en las relaciones personales. Polémicas o transgresoras pueden ser algunos de los adjetivos que las definen.

Cantera de actores

Otro de factores más alabados de la industria audiovisual británica son sus intérpretes. Los actores ingleses se caracterizan por su versatilidad y su personalidad. Que la mayoría de sus intérpretes hayan tenido al teatro como escuela de interpretación los convierte en grandes actores, muy solicitados en todo el mundo. Un ejemplo de esto es Benedict Cumberbatch, el protagonista de Sherlock, uno de los actores más respetados actualmente. O Downton Abbey,una serie con un reparto de más de veinte actores protagonistas y en la que todos ellos están extraordinarios. Y es que encontrar una serie británica que cuente con malos actores es realmente muy difícil.

Aunque no todo lo que hace la televisión del Reino Unido sea sinónimo de excelencia, al menos cuenta con muchos factores que la ayudan a crear series de muy buena calidad.

Post publicado originalmente en www.splusmagazine.com

 

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s