“Un mundo sin fin” y sin mucho que aportar

La adaptación televisiva de la novela Los pilares de la tierra fue un éxito internacional hace dos años. En España, el estreno de la serie en Cuatro superó los 5 millones de espectadores y a día de hoy sigue siendo una de las series extranjeras más vistas de la historia de nuestra televisión.

Los pilares de la tierra funcionaba porque contenía un buen equilibrio entre un reparto acertado -en el que sobresalía un inmenso Ian McShane-, una buena dirección y, sobre todo, un gran entrenamiento histórico. Sin embargo, no podemos decir lo mismo de “Un mundo sin fin”. Una miniserie de ocho episodios, al igual que su predecesora, pero mucho peor construida.

Unos de los factores a tener en cuenta de esta miniserie es la velocidad a la que se suceden las tramas. La historia avanza a pasos agigantados para poder contar lo máximo en el menos tiempo posible. Esto se convierte en uno de los principales problemas. Las más de mil páginas de la novela se me antojan demasiado para solo ocho episodios, por lo que una constante en toda la miniserie es la sucesión de elipsis en el tiempo, que hacen imposible crear un tono o ambiente a la serie. Continuamente están pasando cosas y difícilmente vamos a encontrar tiempo para asimilarlas. Algunas de esas elipsis son excesivas –hay un salto en el tiempo de 7 años- y a veces se interponen en la creación de personajes y su raccord emocional (se pasa de una escena en la que un personaje sufre la muerte de un ser querido y en la siguiente secuencia parece que no ha sucedido nada).

Esto no sería un problema en sí sino fuera porque el guión es de lo más torpe. Los personajes se dividen en dos únicos bandos. Por una parte están aquellos que son malvados y perversos y no tienen ningún atisbo de humanidad y por la otra están aquellos que son tan buenos y “puros” que parecen auténticos santos.

Si bien en Los pilares de la tierra el reparto estaba a la altura, en Un mundo sin fin el casting no puede ser más desacertado. Los intérpretes jóvenes parecen haber sido elegidos únicamente por su físico y el resto no parece tener intención de hacer algo creíble. De la quema se salvan Miranda Richardson y Ben Chaplin puesto que son los únicos que consiguen darle algo de entidad a sus personajes. Ni siquiera Cynthia Nixon con una interpretación más cercana a la caricatura consigue destacar. Aunque bien es cierto que la culpa no solo es del casting. Y es que el guión nada sutil de John Pielmeier no ayuda a dar profundidad a la historia. A pesar de contar con la supervisión del propio Follet, Un mundo sin fin se queda en lo superficial y pasa de puntillas por temas tan interesantes como el poder, la fe o la moralidad.

Para aquellos que busquen un mínimo de entretenimiento pueden encontrar aquí una serie de su gusto, ya que está plagada de secuencias intensas y dramáticas pero que no van más allá. Una buena producción que solo en ocasiones luce como debería –ha costado 46 millones de dólares-. Es en su último capítulo donde precisamente ponen toda la carne en el asador y por tanto es el episodio más logrado de todos, aunque funciona mejor por la acumulación de historias que llegan a su clímax que porque esté realmente bien contada.

Una vez finalizada, Un mundo sin fin transmite la sensación de que se trata de una miniserie dispersa y que no ha sido capaz de haber construido una historia cohesionada, con un hilo argumental que no llega a conectar bien todas las tramas. Una oportunidad perdida.

(Post publicado originalmente en http://www.splusmagazine.com/tv/un-mundo-sin-fin-y-sin-mucho-que-aportar/)

Deja un comentario

Archivado bajo Clímax

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s