Matthew Perry lo vuelve a intentar

Go On Cast

Ahora que estamos en la semana en la que comienzan todos los estrenos de la televisión estadounidense podemos ir diciendo que parece que el nivel de las nuevas comedias no va a ser muy alto. De momento, ninguna sitcom ha conseguido llamar especialmente la atención. Si bien, hay alguna que otra que al menos, aunque no vaya a reinventar la televisión ni nada parecido, es posible que se haga un hueco en el panorama televisivo. Esa serie es “Go on”, el nuevo intento de Matthew Perry por conseguir tener una serie de éxito tras los fracasos de “Studio 60” y “Mr. Sunshine”, que no pasaron de la primera temporada.

“Go on” tiene como protagonista absoluto a Ryan King (Perry), un presentador radiofónico que dirige un programa deportivo y que acaba de perder a su mujer en un accidente de tráfico. Cuando decide pasar página y volver al trabajo tan sólo un mes después, la empresa le pone una condición: unirse a un grupo de terapia para superar la muerte de su esposa.

Puede parecer un punto de partido bastante triste para tratarse de una comedia. Pero eso es precisamente lo más destacado de “Go on”, que no evita en ningún momento los toques dramáticos (todos los componentes del grupo de terapia han sufrido algún problema o pérdida) pero siempre desde un punto de vista bienintencionado.

Es esa mezcla entre humor ligero y drama lo que mejor funciona en esta serie. Conocemos las excentricidades de King y del resto de componentes del grupo (no hay serie que se precie actualmente que no tenga algún friki entre sus personajes) y rápidamente se establece una buena dinámica en la que las relaciones entre ellos funcionan de manera natural. Al igual que ocurre en “Community”, “Go on” mejora cuánto más tiempo pasa el grupo junto. Porque las tramas de King mientras está en su programa y se relaciona con su mejor amigo y su paciente asistenta no aportan, de momento, gran cosa al conjunto.

matthew-perry-go-on-nbc

Aunque no evita caer en muchos de los tópicos actuales, como crear tensión sexual entre el protagonista y su terapeuta o meter a algún personaje estereotipado (la latina gordita pero con carácter), el principal obstáculo a la hora de ver esta serie es Matthew Perry. Tanto para bien o para mal sus fans o detractores lo tienen el cien por cien del tiempo en pantalla. Y es que, a veces, la sobreactuación de Matthew Perry puede llegar a ser bastante molesta. Pero salvando este inconveniente, podemos encontrarnos con una serie simpática, sin más, que no va buscando constantemente el gag. Un detalle que es de agradecer, vista la manía que existe en otras sitcoms de soltar un gag en cada frase. Da igual si funcionan o no (como es el caso de Guys with kids o Partners).

“Go On” no tiene nada especialmente destacable, pero ha encontrado un tono adecuado y sabe lo que quiere contar. Y eso, al menos, ya es algo.

Deja un comentario

Archivado bajo Clímax

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s