2 broke girls, esos tópicos que nos hacen reír

Si los clientes supiesen las cosas que hacen en esta cocina…

2 broke girls (2 chicas sin blanca en España) está a punto de acabar su primera temporada así que ya se han emitido suficientes capítulos para hacerse una idea de cómo es la serie. Ya hablé de la química de sus dos protagonistas en el post sobre los mejores personajes de 2011. Ahora toca hablar de la serie en general.

2 broke girls parte de muchos aspectos negativos: un aspecto muy cutre (parece una sitcom de los 90), una trama nada novedosa, y chistes repetitivos.

Pero claro, esto no tiene por qué impedir disfrutar de esta serie. Si dejas a un lado esos aspectos que la pueden convertir en  olvidable, puede resultar muy divertida. Y es que aquí  tienen cabida todo tipo de chistes sobre los tópicos: negros, asiáticos, polacos, ricos, pobres, gays, lesbianas…

Pero ese es, precisamente,  el estilo de la serie y no se molesta en cambiarlo, ¿para qué? 2 broke girls es muy consciente de que no está reinventando la comedia, solamente quiere entretenerte y hacerte reír de una manera muy simple. Más chistes sexuales por minutos que en ninguna otra serie, y un lenguaje que juega constantemente a buscar la broma. Digamos que no es el humor más inteligente y fino. Pero si funciona, para mí es suficiente.

Aunque es cierto que la serie dejaba todo el peso a sus dos protagonistas, Max y Caroline, hay un trío de secundarios que pululan por ahí: el cajero negro, el cocinero de Europa del este y el jefe asiático. Y cada uno repite el mismo tipo de gag una y otra vez. No aportan demasiado al conjunto general de la serie, de hecho, más bien estorban. Aunque esto ha cambiado con la introducción de un nuevo personaje que han incorporado a la serie, Sophie. Una polaca que se muda al piso de arriba de las protagonistas. Se tiene en muy alta estima y siempre va embutida en vestidos ceñidos. Este personaje ha venido muy bien a la serie porque le ha aportado algo de frescura. Su “tensión sexual” con Oleg el cocinero y sus continuos comentarios sobre su físico han hecho que se descongestionen las tramas en torno a Max y Caroline durante todos los episodios.

“No tenemos vergüenza, ni la hemos conocido”

2 broke girls no pasará a la historia de la televisión americana. Es la típica serie de la que uno se acaba cansando por lo repetitivo de su formato. Pero mientras uno se siga riendo con esos juegos de palabras y exploten las bromas de contenido sexual de la manera en la que lo hacen, podemos disfrutar de momento. La palabra vagina nunca dio tanto juego…

Deja un comentario

Archivado bajo Clímax

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s