Downton Abbey, te lo perdono todo

He leído y escuchado críticas y opiniones en contra de la segunda temporada de Downton Abbey, o si no, de un bajón de calidad. Como seguidor de la serie de Julian Fellowes, no puedo estar más en desacuerdo.

Es cierto que la primera temporada dejó el listón muy alto. Con una producción que no tiene nada que envidiar al cine, unos personajes y unos actores soberbios, se le achacaba que fuese un culebrón de los de toda la vida. Tramas muy a lo Jane Austen, traiciones y toques muy novelescos que se daban la mano a la perfección.

Los primeros minutos de la segunda temporada me asustaron un poco. Los acontecimientos y el montaje iban a un ritmo que bien podría pertenecer a la filmografía de Michael Bay. Menos mal que se calmó en seguida y las tramas se tranquilizaron  un poco. Solo un poco.

Porque es verdad que la segunda ha abarcado demasiado tiempo para solo 8 capítulos (mientras esperamos el especial de navidad) y eso ha hecho que algunas historias se quemasen demasiado pronto para dar paso a algunas que no han sido de lo más coherentes o interesantes.

Pero ha habido algunos aciertos esta temporada. Lo mejor, la evolución del personaje de Mary, con el que empatizas mucho más que antes o su hermana Edith, odiosa donde las haya, en esta temporada se ha convertido en un personaje secundario de lo más agradable. La trama de Daisy y William también ha sido un acierto.

Los diálogos han seguido siendo muy buenos, dejándole las mejores perlas a Maggie Smith. Anna y Bates han seguido protagonizando los momentos más tiernos-amorosos (aunque los obstáculos a su relación han sido más tramposos).

Pero a pesar de todo, Downton Abbey ha conseguido crear una serie de personajes y ambientes tan disfrutables que ha llegado un punto en el que yo, como espectador, disfruto tanto de la serie, que me da igual si salen ovnis o si la trama se dispara como un cohete.

Yo quiero seguir sabiendo qué es de Mary y Mathew, quiero seguir riéndome con los “zas en toda la boca” de la viuda Violet y quiero seguir viendo esos planos generales de Downton. (pasar directamente al último párrafo si no os queréis enterar de un spoiler)

Lo único que echo en cara al Señor Creador Julian Fellowes es que en el final de esta segunda temporada no haya sido algo más valiente a la hora de dar carpetazo a alguna trama, sobre todo, a Lady Cora (su muerte hubiese dado pie a nuevas tramas muy interesantes para la tercera temporada).

Mientras tanto, habrá que esperar hasta otoño de 2012 para ver las nuevas andanzas de los Crawley y sus sirvientes. Tengamos paciencia.

1 comentario

Archivado bajo Clímax

Una respuesta a “Downton Abbey, te lo perdono todo

  1. Pingback: Los peores personajes de ficción del 2011 | Temporada de series

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s